Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Secreción ocular: ¿Qué es y qué no es normal?

La secreción ocular es la secreción de moco u otros fluidos no lagrimales en los ojos. Es normal encontrar una secreción ocular con costras a lo largo de las pestañas y en el rabillo del ojo cuando nos despertamos por la mañana. No es algo que deba preocuparte.

¿Qué la causa?

Cuando estamos despiertos, parpadeamos regularmente. Parpadear mantiene los ojos húmedos con lágrimas y elimina cualquier resto en nuestros ojos. Pero en la noche no parpadeamos y esta es la razón principal de la mucosidad de los ojos al amanecer. Adicionalmente, otros residuos pueden acumularse en los laterales. La secreción ocular normal suele ser blanca o de un color crema pálido.

¿Cuándo la secreción ocular no es normal?

Los signos de que puedes tener una enfermedad ocular que causa la secreción ocular incluyen:

  • Grandes cantidades de descarga.
  • Secreción de color amarillo oscuro, verde o pegajosa.
  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en o alrededor del ojo.
  • Visión borrosa.
  • Sensibilidad a la luz.

Si estás experimentando alguno de estos síntomas, te esperamos en nuestra Clínica Oftalmológica ubicada en Avenida Reyes Católicos, 25, Santa Cruz de Tenerife. España.

¿Qué podría causar la secreción ocular acuosa?

Si tienes una gran cantidad de secreción ocular acuosa, es posible que tengas conjuntivitis viral, también conocida como «ojo rosado» o conjuntivitis alérgica.

Si tienes conjuntivitis viral, uno o ambos ojos pueden estar rojos e incómodos, con secreción acuosa o blanca. Algunos de nuestros pacientes refieren tener sensación de tener arena o suciedad en los ojos.

Si tienes conjuntivitis alérgica, es posible que tengas comezón y enrojecimiento en ambos ojos, con secreción acuosa e hinchazón ocasional de los párpados. También puedes tener ojos llorosos debido a alergias, a menudo combinados con estornudos o tos. Estos síntomas pueden ser estacionales.

¿Qué podría causar la secreción ocular pegajosa?

En niños y adultos, la secreción viscosa amarilla o verde y la dificultad para abrir los ojos pueden ser un signo de conjuntivitis bacteriana.

En los bebés, un conducto lagrimal obstruido puede causar ojos llorosos y secreción pegajosa. Esto ocurre porque las lágrimas no drenan normalmente debido a la obstrucción. Puede haber un pequeño bulto duro cerca de la esquina interna del ojo de tu bebé o un cambio en el color del párpado. 

¿Cómo debes tratar la secreción ocular anormal?

El tratamiento para la secreción ocular anormal depende de la causa:

  • La conjuntivitis viral generalmente desaparece por sí sola sin necesidad de medicamentos recetados. Uno de nuestros oftalmólogos de Clínica Nivaria puede recomendarte que uses lágrimas artificiales o compresas frías para calmar tus ojos.
  • La conjuntivitis alérgica responde bien a las gotas o tabletas antihistamínicas para los ojos. Habla con uno de nuestros especialistas para que te ayude a seleccionar la formulación correcta para tu situación.
  • La conjuntivitis bacteriana puede requerir gotas antibióticas para los ojos; nuestro médico te recetará las adecuadas.
  • Si tu bebé tiene un conducto lagrimal obstruido, lo que generalmente se recomienda es masajear suavemente los ojos del bebé para ayudar a vaciar cualquier secreción del conducto. Este tipo de obstrucciones se da con mayor frecuencia durante el primer año de vida.

Consejos para mantener tus ojos saludables

Los consejos para ayudar a cuidar tus ojos y mantenerlos saludables incluyen:

  • Lávate bien las manos.
  • No compartas limpiadores faciales, toallas o maquillaje.
  • Asegúrate de que las toallas, los limpiadores faciales y la ropa de cama se laven regularmente y se sequen a la luz del sol si es posible.
  • Si usas lentillas y tienes secreción o infección, desechalas y usa gafas durante al menos una semana después de que hayan desaparecido los síntomas.
  • Limpia suavemente cualquier secreción ocular del área de los ojos y siempre limpia desde la esquina del ojo (más cercana a la nariz) hacia afuera.
  • Cuando limpies tus ojos, usa una nueva almohadilla de algodón empapada en agua para cada ojo, para evitar que pase cualquier infección al otro ojo.

Si tienes secreción ocular anormal, te esperamos en nuestra Clínica Oftalmológica ubicada en Santa Cruz de Tenerife. Contáctanos y pide cita con uno de nuestros profesionales. ¡Recibirás la mejor atención oftalmológica de Canarias!

Pide tu cita hoy llamándonos al 822 027 777. Estaremos encantados de atenderte en nuestra Clínica Oftalmológica en Santa Cruz de Tenerife.